DRENAJE LINFÁTICO

El drenaje linfático manual es una técnica que se realiza con las manos a través de movimientos suaves, lentos y repetitivos que cuando se realizan en la dirección correcta favorecen la circulación linfática mejorando cuadros edematosos, inflamatorios y la retención de líquidos.

INDICACIONES

  • Edemas.
  • Fibromialgia.
  • Celulitis.
  • Piernas cansadas o hinchadas.
  • Afecciones del aparato digestivo.
  • Estrés.
  • Hematomas.

BENEFICIOS

  • Regula el equilibrio hídrico del organismo.
  • Mejora el funcionamiento del sistema linfático.
  • Depura el organismo.
  • Baja la presión sanguínea.
  • Estimula la función renal.
  • Estimula el sistema inmunológico.

DURACIÓN

  • 50 minutos.

FRECUENCIA

  • Dependiendo del caso 1 o 2 veces por semana.